¿Quién es OIDH?

Debidamente registrada en la División de Corporaciones del Estado de Florida, Estados Unidos de Norteamérica, una Organización de carácter no lucrativo, laica, independiente y pluralista con personalidad jurídica propia, de nombre legal ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL DE DERECHOS HUMANOS, INC. La OIDH (por sus siglas en español), con capacidad plena para ejercer derechos y obligaciones regulados dentro de los  ESTATUTOS, disposiciones del Código Civil, la Ley y demás leyes aplicables. Con Certificación 501c3 por parte del Departamento de Rentas internas de los Estados Unidos de Norteamérica.

La OIDH fue creada única y exclusivamente con fines humanitarios, pudiendo ser declarados de beneficio público, una vez se cumplan los requisitos previstos por la Ley.  Fundada con la finalidad de abogar por el derecho a la Justicia imparcial y equitativa al alcance de todos y la defensa de los Derechos Civiles y Humanos en todas sus vertientes, sin límites de fronteras, velando así por el cumplimiento de lo ya proclamado en los convenios, cartas y tratados internacionales en materia de Derechos Humanos, firmados y ratificados por los países miembros.

A principios de 2019, comenzamos los trámites para crear la Organización Internacional de Derechos Humanos, Inc. Nuestra principal inspiración fue la necesidad que tienen los países de América Latina de contar con un Sistema de Justicia sólido y al alcance de todos. A nuestros sueños se sumaron abogados, empresarios y defensores de Derechos Humanos todos con un mismo objetivo, velar porque la justicia sea equitativa, pronta y cumplida y combatir los métodos sistemáticos de violaciones a los Derechos Humanos que día tras día crecen y se multiplican en los sectores de Justicia latinoamericanos. Así, nació la OIDH con la esperanza de que la Justicia sea imparcial y al alcance de todos.

Hoy nos sentimos honrados y privilegiados de plasmar nuestros objetivos, reflexiones e ideas y estamos seguros de que cada contribución aportada a nuestra Organización será honrada y utilizada para cumplir con cada una de las metas trazadas. Para el equipo que conforma la Organización, nada es más importante que la defensa de los Derechos Humanos y velar porque la Justicia esté al alcance de todos los ciudadanos, millones de latinoamericanos son vulnerables a las deficiencias y malas prácticas procesales, a no contar con un Sistema de Justicia imparcial y los Estados gastan millones de dólares en pagos de demandas por violaciones a los Derechos Humanos, Corrupción e Impunidad, Abuso de la Prisión Preventiva, Torturas, Muertes y Ejecuciones Extrajudiciales.

Estamos conscientes de los desafíos que enfrentamos, pero estamos decididos a trabajar en conjunto con la fortaleza que da sentirse útil, dando al que necesita y espera el resultado de nuestros esfuerzos, es un deber ciudadano, un honor trabajar por una América Latina más Justa y por un Mundo Mejor.